Lo primero es lo primero. Tenemos un solo cuerpo para toda la vida, así que de lo que hagamos con él dependerá cómo seamos en la madurez o en la vejez.
En este enlace encontraréis un documento para reflexionar sobre los hábitos de higiene.